¿El fotógrafo actual puede vivir hoy día sólo de su trabajo?

//¿El fotógrafo actual puede vivir hoy día sólo de su trabajo?

¿El fotógrafo actual puede vivir hoy día sólo de su trabajo?

2018-07-30T19:29:49+01:00Artículos|

Paga autónomos.
Paga la seguridad social.
Paga el alquiler, luz, agua, gas.
Paga la gasolina de los desplazamientos.
Dinero.

Invierte en un buen equipo. *1
Invierte en el mantenimiento de tu equipo.
Haz copias de seguridad.
Haz copias de las copias de seguridad.
Dinero.

Haz marketing de tu trabajo.
Haz contactos. Mantén los contactos.
Dale una patada al intrusismo.
Busca clientes serios.
Dinero.

Este es el día a día del fotógrafo profesional. Esa figura mitificada con la que muchos soñaban cada vez que ojeaban el National Geographic o revistas de moda. Pues no, ser fotógrafo profesional no es viajar en primera clase a lugares exóticos en hoteles de postín y rodearse de modelos. En un tiempo pudo ser, y ahora quizás también, pero queda reservado a unos pocos.

649

Mamá, quiero ser fotógrafo profesional.

Actualmente, en general, el arte está infravalorado. La crisis está en los bolsillos, pero también ha infectado el cerebro y el corazón de quienes la padecen.

Antes de la crisis ya se estilaba el obtener “más por menos”, cuando vivíamos felices en aquella lejana burbuja monetaria. Y ahora que la liquidez es escasa, esa premisa se eleva al máximo exponente: invierto poco, pero quiero el mejor resultado (y lo quiero para ayer).

El profesional actual se encuentra ahogado por las facturas y el trabajo mal pagado. Las circunstancias personales de cada cual pueden ser muy variadas, desde el que tiene que hacer otros trabajos no relacionados con la fotografía, hasta el que dedica todo su tiempo 24/7 para sacar adelante el negocio. Porque es eso, un negocio. Como lo puede ser un hotel, un bar o una pescadería. Disfrutas con lo que haces, pero si te haces profesional las cuentas han de cuadrar. Olvídate de un sueldo fijo y estabilidad, aquí hay que luchar todos los días. Y ser una navaja suiza.

Antes el que era fotógrafo sólo era eso, y otras personas hacían las tareas no creativas por él. Ahora no, olvídate de eso.

Si quieres el más por menos, vas a tener que crear tu propia imagen corporativa. Por supuesto, has de tener una presencia online, así que tendrás que hacerte una página web y redes sociales. Ah, y actualizarlas con frecuencia. Hacer la contabilidad y pagar todas las facturas a tiempo. Invertir en un equipo de calidad, pero a buen precio (productos chinos y esas cosas). Si estás empezando y quieres mostrar tu trabajo de alguna manera tendrás que hacer TFCD (intercambios gratuitos). Contactos, contactos y más contactos. Con otros fotógrafos, con maquilladores, peluqueros, estilistas, modelos. Innova y demuestra tu valía para que el intrusismo deje de ser un obstáculo. Oh, y que no se te olvide hacer trabajos remunerados.

230

 

En definitiva: cuánto daño ha hecho el Lazarillo de Tormes a este país. El legal va hasta el cuello de mierda y el pícaro (el no legal) se libra de todo y le ríen las gracias.


*1: Cámara, 2ª cámara, objetivos, flashes, sincronizadores de flash, focos, pies de foco, difusores, reflectores, paraguas, fondos, ordenador, monitor de calidad, discos duros.

 

Referencias: 

 

This website uses cookies and third party services. Ok